viernes, 20 de mayo de 2011

Madrugá de Esperanza

La Madrugá de Jueves Santo de este 2011, a pesar de estar empañada por la lluvia y la consecuente cancelación de la Estación de Penitencia, fue una "Madrugá de Esperanza".

Acompañando a nuestros titulares en su capilla vivimos momentos de recogimiento, de unión entre hermanos, de cercanía con la Madre, en el día en que rememoramos sus momentos más dolorosos (la Pasión y Muerte de su hijo, Nuestro Señor Jesucristo).

Y llegaba el anuncio: "éste año no se realizará Estación de Penitencia por las inclemencias del tiempo". La Virgen de la Esperanza y el Cristo de la Oración en el Huerto no recorrerían nuestras calles este año.

Tras unas chicotás, primero del Cristo y más tarde de la Madre, quedaron ambos encarados. Más tarde sólo quedaba mirar el vello rostro de la Virgen y pedirle la gracia de estar un año más con Ella en una nueva "madrugá de Esperanza".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios debeberán ser respetuosos y mostrar el nombre de su autor.

Los anónimos no serán publicados.