martes, 19 de marzo de 2013

Boletín "Hermandad de la Esperanza" 2013


Podemos anunciaros que el boletín "Hermandad de la Esperanza" de este 2013 ya está llegando a las casas de nuestros hermanos y a las empresas que han colaborado para su elaboración, a las que desde aquí queremos agradecer su ayuda.

Aquellos que quieran obtener un ejemplar pueden hacerlo en nuestra Casa de Hermandad a lo largo de la Semana Santa.

A continuación os mostramos el artículo propio del Grupo Joven en el boletín de este año, escrito esta vez por nuestra vicepresidenta, Patricia María Illescas Serrano.







GRUPO JOVEN

Siempre se ha dicho que lo último que se pierde es la esperanza, y en eso se basa nuestra hermandad, en no perder nunca la fe, en no sentirnos nunca solos… Una hermandad no se trata sólo de preparar con esfuerzo e ilusión esta gran semana, se trata de igualarnos a todos, de emocionarnos entre nosotros, de sentirnos como en casa, de hacernos saber que todos somos hermanos.

El Grupo Joven se encarga durante todo el año de mantener viva esa “chispa” cofrade que muchos villarrubieros llevan dentro, realizando actos de carácter religioso como encuentros de oración en la Capilla, el Corpus Christi, el besamanos de la Virgen o campañas benéficas, y también hemos organizado durante el pasado año 2012 actividades lúdicas como la Verbena de la Esperanza en el mes de septiembre, o la esperada visita de los Reyes Magos a nuestra Casa de Hermandad estas navidades.

Todos estos proyectos no hubieran sido posibles sin el apoyo incondicional de la Junta Directiva de esta nuestra cofradía, que con la misma intención han compartido nuestras ideas y sobre todo nuestra ilusión por alimentar de esperanza a nuestros hermanos. Todos juntos hacemos de cada Semana Santa unos días inolvidables, porque eso es Villarrubia, un pueblo donde no se concibe una primavera sin el fervor con el que celebramos la pasión, muerte y resurrección de Jesús y donde paralizamos nuestras vidas por disfrutar de una procesión.

Un fuerte olor a incienso va llenando ya las calles de nuestro pueblo, porque cada vez falta menos para que llegue nuestra Semana Grande; y desde el cofrade más pequeño hasta el costalero más veterano dan forma a este sentimiento, que surge de esa emoción que recorre nuestro cuerpo al ver salir a nuestra Virgen a medianoche, de esa satisfacción de ver terminada nuestra estación de penitencia, de tener guardado en nuestros corazones el sonido de los tambores y las cornetas que acompañan a nuestro Cristo, pero sobre todo de esa fuerza que surge en nosotros, que no nos abandona, y que nos hace invencibles ante cualquier adversidad, la Esperanza…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios debeberán ser respetuosos y mostrar el nombre de su autor.

Los anónimos no serán publicados.