martes, 21 de agosto de 2012

Luz de Esperanza en Burkina Faso


El verano ya va llegando a su fin y a pesar de no haber introducido novedades en el blog (por lo cual pedimos disculpas a los que nos seguís) no creáis que hemos dejado de trabajar, sino todo lo contrario, tenemos nuevos proyectos y novedades que llegarán en los próximos días con el fin de que el espíritu de Hermandad se mantenga vivo durante todo el año. 


LUZ DE ESPERANZA EN BURKINA FASO

Esta entrada de hoy tiene algo especial, ya que no se trata de una publicación cualquiera, sino que es el resultado de un proyecto que lleva realizando el Grupo Joven durante tres años. Como todos sabéis el G.J vende velas para los traslados de la Virgen y dicho dinero es destinado a Burkina Faso para ayudar a adquirir comida en un comedor social, medicamentos, ropas… Se trata del proyecto "Luz de Esperanza".

En el mes de marzo recibimos una carta dirigida a nuestra Hermandad y en especial al Grupo Joven. Dicha carta la escribía Mamen (persona que nos ayuda a estar en contacto con Burkina Faso), y fue su amiga Mª Sierra Carretero (Carre) la encargada de leerla en la Junta General celebrada el pasado mes de Abril. 

Esta carta nos agradecía las donaciones y el trabajo que lleva consigo, pero este agradecimiento no sólo venía por parte de Mamen, sino también con palabras del Padre Eugenio, un carmelita que vive muy de cerca la situación en Burkina Faso. A continuación podéis leer dicha carta:


Granada, 29 de marzo de 2012
¡¡Hola  de nuevo a todos y a todas!!
Os saludo desde Granada con todo cariño y me quiero hacer presente un ratito entre vosotros a través de estas letras, en vuestra Hermandad de la Virgen de la Esperanza de Villarrubia de los Ojos y su Grupo Joven!!!, todos conocidos hasta en una cárcel en Bobo Diulasso, Burkina, hasta donde llegan vuestras velas y vuestras donaciones!!!! 
Eso es Evangelio, eso es seguir los pasos de Jesús, ¡qué contenta tiene que estar Su Madre, la Virgen de la Esperanza! 
Y de eso quiero hablaros, de vuestra última donación. 
Supongo que Carre ya os habrá dicho quién soy: soy Mamen, su amiga y compañera de camino, con quien comparto una gran pasión por África, entre otras muchas cosas… Ya me he comunicado con vosotros otras veces, por carta también, aunque poco a poco os voy conociendo más en persona! (Este verano tuve el gusto de conocer a Vale, que fue el que me entregó esos euros cargados de vida y corazón, un saludo!! Y a Tomás, y a Miguel, y a Pedro, Ana  y a Cándido y a todos los que no conozco aún, claro!!! )
Como ya sabéis, Eugenio, el carmelita burkinabe que lleva adelante todos los proyectos del Carmelo en Burkina Faso, tiene mucha dificultad para encontrar momentos libres y con conexión a internet!!  Es la persona que recibe lo que enviáis, en sus manos, y que directamente lo pone al servicio de quienes lo necesitan, tanto, que no podemos ni imaginarlo realmente…  En octubre del año pasado le escribía a Carre estas palabras: 

“Hola Carre,
Por fin pude tener este ratito con calma para escribirte y contarte en pocas palabras cómo estoy y estamos. 
Al volver de España me encontré con mi madre enferma. Subida de tensión y paludismo. Pensé al principio que iba a ser pasajero y al final la tuvimos que ingresar en una clínica. Salió y volvió a caer. Hasta ahora está muy delicada. Yo que hasta ahora era un poco dejado en cuanto al tema afectivo sentí en un momento que se me iba mi madre sin darme cuenta. Tuve como una reacción de culpabilidad: ocuparme demasiado de los demás y descuidar de los míos. He procurado estar estos momentos con ella. Yendo a casa con frecuencia (cosa que no solía hacer). Mamen que me conoce muy muy bien me echaba siempre la bronca por esta actitud mía. Ahora me voy dando cuenta de lo que siempre me decía ella. Es también la que más paciencia tuvo conmigo. 
Antes de escribirte estuve visitando la cárcel, hablando con los presos, charlando con Luis Aimé (el condenado a muerte) como para coger energía y trasmitirtela desde una parte de la realidad que vivimos (cruda pero muy real). 
A la hermandad procuraré ahora que siento que tengo un poco de tiempo proporcionar las informaciones que me pides y que es normal. Ya me lo había pedido Mamen y de vuelta de España se lo había prometido y mira por dónde. No lo he podido hacer aun.
Veo que Mamen también me ha escrito. No he leido aun su correo. Si no te importa hago una copia de este email para Mamen por si acaso no consigo escribirla ahora porque dentro de poco tenemos rosario y no sé si me va a dar tiempo.
Carre, gracias por todo lo que haceis por nosotros.
Las comunicaciones no son tan faciles como en España. Internet nos falla siempre y si no anda a ritmo de burro. Mamen ya sabe. 
Sigue por favor animando a la gente y que tengan paciencia con nosotros 
Un saludo.    P. Eugenio

He intentado localizarle estos días para tener noticias para vosotros, y  me ha enviado un correo muy breve confirmándome el destino de vuestra donación, cito textualmente: “Parte del dinero del año pasado lo  empleamos para la cárcel (comida, medicinas y ropas de los presos).
La otra parte la hemos empleado a atender a los necesitados que con frecuencia vienen a pedir a nuestra puerta: comida (comedor social), medicinas, y alguna que otra ayuda para matrícula de niños.”
Y en un mensaje al móvil me decía: “Acabo de escribirte un correo… Espero que llegue a tiempo… En nombre de todos primero dar las gracias a todos por esta ayuda, y a Carre, pedir disculpas por el silencio que no es en absoluto olvido o dejadez…”
En una ocasión, el año pasado, me comentaba: “Mamen, este año estoy muy preocupado, en la cárcel están pasando hambre…” Ya no hablamos sólo de medicinas, que tampoco tienen, hablamos de comer para vivir. Me preguntó qué me parecía que destináramos algo de ese dinero también a mantener la vida de la gente de la cárcel que nada puede hacer para buscarse el alimento, y que a lo mejor están allí por haber robado una gallina, para poder comer precisamente…
Eugenio ya os conoce bien de tanto que le he hablado yo de vuestro corazón, y siempre se emociona de ver que gente que no le conoce (sólo habló con Carre por teléfono) y que no conoce su realidad directamente, siga haciendo justicia y compartiendo de lo suyo con su gente. Para él, el corazón va primero, y vuestra sensibilidad hacia el hermano que no tiene es lo que más le conmueve, más aún que lo que se pueda aportar. Y me ha pedido de corazón, que os de las gracias por esa sensibilidad ante el dolor y la injusticia ajenas. Eso cuenta en el corazón de Dios, y en el corazón de la Virgen que se alegra de que su Hermandad sea eso, de hermanos de verdad como su Hijo nos enseñó, y de la “Esperanza” de verdad para los que más sufren de esa injusticia.
Allí el dinero cunde más que aquí, ya lo sabéis, por eso también es un gozo enviar lo que se pueda, por poco que parezca, porque lo que aquí no es “mucho” allí se multiplica de manera sorprendente (por ejemplo, menos de 50 céntimos, allí es el sueldo de un día de trabajo para el que lo tiene!!! ) 
Bueno, yo ya voy a ir terminando, que tenéis que estar agotados de tanta carta!!! 
Gracias por todo, a todos: a los miembros de la Hermandad, a la directiva, al pueblo que os apoya y muy encarecidamente al grupo de jóvenes de los que tanto me habla Carre, que me dice que habéis sido como un resurgir para la directiva, un aliento nuevo para la Hermandad, muy humano y evangélico al preocuparos por los hermanos que más necesitan. Es el mejor camino. Es la Virgen de la Esperanza la que os lo pide y os lo agradece!
Que la misma Virgen de la Esperanza siga poniendo en vuestros corazones el amor hacia el resto de sus hijos, nuestros hermanos.
Un abrazo. Con todo cariño,
Mamen


Junto con esta carta nos enviaba esta fotografía y nos decía:
Esta es la misma cárcel donde lució la vela de la Virgen de la Esperanza, la que está en medio en el suelo…
Y los de la derecha, los presos que reciben lo que enviáis, y Eugenio en el centro presidiendo la Eucaristía.
A ellos les pedimos también que rezaran por nosotros, para que la humanidad nos inunde y no perdamos de vista el auténtico mensaje de Jesús. A ellos les hablamos de la Virgen de la Esperanza de Villarrubia de los Ojos, y ellos se consideraron hermanos en el Espíritu con vosotros y se sintieron alentados en su dolor por ello, y por la llama de la vela de esa Virgen que también es su Madre.


VISITA DE MAMEN Y SUS COMPAÑEROS DE VIAJE

En mayo recibimos en la Capilla la visita de  Mamen y sus compañeros de viaje, ya que querían conocer en persona y al completo al Grupo Joven, y así lo hicieron, compartiendo con nosotros numerosas vivencias y experiencias y nos agradecieron nuevamente nuestras donaciones.

En esa reunión les hicimos entrega del dinero recaudado en los traslados de este año junto con una de las velas de la Virgen, para que esa luz de Esperanza llegue a su destino.

También nos transmitieron una nueva carta escrita por el padre Eugenio, que nos comentaba la situación en Burkina Faso. La carta es la siguiente:
22/05/2012
Lo que más nos une es el CORAZÓN que tanto tú como yo tenemos y ponemos en lo que queremos y hacemos. 
Y este corazón trasmite vida y sentimientos. 
Tengo una deuda para con tanta gente nos lleva muy dentro de su corazón. Pienso en especial en vosotros los de Villarubia (…).
A pesar de mi inconstancia en la comunicación os tengo muy presente en mis oraciones. Os pido disculpas.
Aquí en Burkina (…) falta todo excepto la ilusión de vivir que es lo único al que está pegado el pobre a pesar de todo. Si allí se vive la crisis aquí se siente la miseria. Gracias a vosotros por sostener la esperanza que sigue viva en los corazones de la gente a la que ayudaís. 
Estaba comentando con Mamen la situación de hambre que hay especialmente este año porque el año anterior no ha llovido suficientemente. Para poder atender a los que pasan por nuestras casas pidiendo hemos tenido que recoger cereales y comida que repartimos todos los dias. 
Si nosotros desde aquí podemos dar es porque desde allá nos echais una mano generosa. Gracias a vosotros.
Un abrazo y un cordial saludo
P. Eugenio



Este proyecto, que comenzamos hace ya tres años, se ha ido convirtiendo en uno de los que más satisfacción nos deja, al ser participes en estas labores solidarias, y más aún cuando sabemos que realmente los donativos tienen un fin más que necesario para tanta y tanta gente que realmente lo necesita.

Son muchas las personas a las que tenemos que agradecer la posibilidad de llevarlo a cabo:

En primer lugar a las personas que aportan su donativo comprando las velas en el traslado, sin ellos, este proyecto, y esa luz de esperanza que se transmite desde Villarrubia hasta Burkina no existiría.

También agradecemos desde estas líneas a Carre la confianza puesta en nosotros para tal proyecto, pues desde el primer día ha estado con nosotros, apoyándonos en todas nuestras iniciativas y actividades. Gracias Carre por tu paciencia y sobre todo por estar ahí.

También agradecemos a Mamen, por su atención y por sus palabras más que conmovedoras que han hecho que conozcamos más de cerca una realidad que parece pasarnos desapercibidos, pero que es una realidad que esta ahí; por eso agradecemos la información que nos facilita a pesar de la distancia, y como bien sabe ella, que puede contar con nosotros para todo lo que necesite.

Y como siempre, agradecemos a nuestra Junta Directiva su apoyo, su confianza y la posibilidad de trabajar que nos brinda a los jóvenes de la Hermandad.

1 comentario:

  1. Hola chicos!!! Soy Mamen y me ha hecho mucha ilusión esta entrada sobre nuestros hermanos de Burkina. Todo lo que sea contribuir a sensibilizar y tocar corazones para estar al lado de quien más lo necesita, es un motivo de Esperanza!!!! Y eso es lo que hacéis vosotros!!
    Por eso quería también devolveros las gracias a vosotros, y a la Junta Directiva como vosotros decís también.
    Gracias por estar ahí y tener un corazón abierto y dispuesto a pensar y ayudar, y por trasmitirlo a los demás!

    Un abrazo graaaaaannde y muchísimos recuerdos a todos!!! Mucho ánimo para todos con todo aquello que tengáis entre manos para este curso, y seguimos en camino, acompañados siempre de la Madre de la Esperanza!

    ResponderEliminar

Los comentarios debeberán ser respetuosos y mostrar el nombre de su autor.

Los anónimos no serán publicados.