sábado, 11 de mayo de 2013

Mensajes del Papa Francisco a Hermandades y Cofradías


Del 3 al 5 de mayo se celebraron en Roma las Jornadas Mundiales de las Cofradías y la Piedad Popular. 

En estas jornadas, enmarcadas en el año de la Fe, han participado cientos de cofrades de todo el mundo, pertenecientes a Hermandades de Penitencia, Gloria y Sacramentales.

El domingo 5 de mayo celebraron una Eucaristía en la plaza de San Pedro con la que se finalizaban estas jornadas. A dicha Eucaristía, presidida por el Papa Francisco, se calcula que acudieron 70.000 cofrades, a pesar de la lluvia que caía en Roma. 

El Papa Francisco nos enviaba en su homilía varios mensajes a las Hermandades y Cofradías, entre los cuales os mostramos los siguientes.



Mensajes del Papa Francisco a Hermandades y Cofradías

"Acudid siempre a Cristo, fuente inagotable, reforzad vuestra fe, cuidando la formación espiritual, la oración personal y comunitaria, la liturgia".

"A lo largo de los siglos, las Hermandades han sido fragua de santidad de muchos que han vivido con sencillez una relación intensa con el Señor. Caminen con decisión hacia la santidad; no se conformen con una vida cristiana mediocre, sino que su pertenencia sea un estímulo, ante todo para ustedes, para amar más a Jesucristo".

"La piedad popular es una senda que lleva a lo esencial si se vive en la Iglesia, en comunión profunda con vuestros pastores".

"Queridos hermanos y hermanas, la Iglesia los quiere. Sean una presencia activa en la comunidad, como células vivas, piedras vivas”, exhortó el Papa, pidiendo que “amen a la Iglesia. Déjense guiar por ella. En las parroquias, en las diócesis, sean un verdadero pulmón de fe y de vida cristiana".

"Veo en esta plaza una gran variedad de colores y de signos. Así es la Iglesia: una gran riqueza y variedad de expresiones en las que todo se reconduce a la unidad, al encuentro con Cristo".

El Santo Padre señaló que la “misionariedad” también debe caracterizar a las Cofradías, pues "tienen una misión específica e importante, que es mantener viva la relación entre la fe y las culturas de los pueblos a los que pertenecen, y lo hacen a través de la piedad popular".

"Cuando, por ejemplo, llevan en procesión el crucifijo con tanta veneración y tanto amor al Señor, no hacen únicamente un gesto externo; indican la centralidad del Misterio Pascual del Señor, de su Pasión, Muerte y Resurrección, que nos ha redimido; e indican, primero a ustedes mismos y también a la comunidad, que es necesario seguir a Cristo en el camino concreto de la vida para que nos transforme".

Francisco remarcó que cuando las Hermandades "manifiestan la profunda devoción a la Virgen María, señalan al más alto logro de la existencia cristiana, a Aquella que por su fe y su obediencia a la voluntad de Dios, así como por la meditación de las palabras y las obras de Jesús, es la perfecta discípula del Señor".

"Esta fe, que nace de la escucha de la Palabra de Dios, ustedes la manifiestan en formas que incluyen los sentidos, los afectos, los símbolos de las diferentes culturas... Y, haciéndolo así, ayudan a transmitirla a la gente, especialmente a los sencillos, a los que Jesús llama en el Evangelio ‘los pequeños".

"Sean también ustedes auténticos evangelizadores. Que sus iniciativas sean ‘puentes’, senderos para llevar a Cristo, para caminar con Él. Y, con este espíritu, estén siempre atentos a la caridad".

"Cada cristiano y cada comunidad es misionera en la medida en que lleva y vive el Evangelio, y da testimonio del amor de Dios por todos, especialmente por quien se encuentra en dificultad. Sean misioneros del amor y de la ternura de Dios".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios debeberán ser respetuosos y mostrar el nombre de su autor.

Los anónimos no serán publicados.